martes, 31 de julio de 2012

¿Por qué se llaman así los dedos de la mano?




Cuando era profesora de lengua, a mis alumnos les encantaban las etimologías, el origen de las palabras. Descubrir de dónde venían era la faceta más misteriosa de la asignatura (o eso pienso yo... que puede que les diera completamente igual, pero a mí me lo parecía... lo prometo...). 

Esta mañana me he levantado con esa morriña pululando por mi cabeza y me sorprendí mirando mis manos mientras me tomaba el café: las etimologías estaban servidas.

Como nos adentramos en los orígenes, a veces hay que remontarse a tiempos muy remotos, por lo que en algún caso habrá varias interpretaciones y, en otros, ninguna. Es lo que tiene lo antiguo, ya sabéis. 

Os cuento los resultados de mi investigación:

Empecemos por el pulgar, que tiene bastante miga. Para esta palabra la RAE aporta como origen el término latino pollicaris, que sería un adjetivo con el significado de 'relativo al pulgar' y que provendría directamente de pollex, 'dedo pulgar' (podría ser que este pollex derivara del verbo polleo, 'ser poderoso', por aquello de que era un dedo con el que se decidía la vida de las personas en el circo romano).

Y ahora viene la confusión. Durante mucho tiempo se ha creído que pulgar tenía que ver con pulga (del latín pulica), lo que explicaría la aparición de la u. Parece ser que era el dedo utilizado para el menester de matar a esos molestos bichitos. En algunas zonas de Mallorca, Sur de Francia y norte de Italia a este dedo también se le conoce por 'mata piojos'. ¿Alguien nos confirma este dato en su idioma?

Pues eso, que todo parece apuntar a que podría ser una mezcla de ambos términos para obtener el actual pulgar. O pura casualidad...

El índice nos lo pone más fácil, ya que su nombre 'indica', es el que usamos para señalar, para afirmar, aconsejar...nuestro dedito acusador...

El dedo corazón debe su nombre a estar en medio, ser el más largo, lo central, el motor. 

Como curiosidad os cuento que el conocido gesto que se hace con este dedo indicando ´que te zurzan' o 'que te ondulen con la permanén', surgió durante la Guerra de los Cien Años, en la batalla de Agincourt. Los franceses decidieron cortarle ese dedo a los ingleses que capturasen, ya que sin él nunca podrían volver a disparar su arco. El ejército inglés ganó y le enseñó a los prisioneros franceses ese dedo en señal de mofa.

Llevar el anillo de compromiso en el cuarto dedo ha hecho llamarse así al anular Hoy he encontrado una antigua leyenda china que explica por qué llevamos el anillo en ese dedo:

Junta los dedos como en la fotografía. El dedo corazón, que te representa a ti, es el que aparece doblado. 






Los pulgares son los padres. Si los intentas separar, verás que es posible hacerlo porque no estaremos siempre con ellos. Vuelve a juntarlos.

Los índices son nuestros amigos y hermanos, que irán haciendo sus vidas. También los puedes separar. Recompón de nuevo la figura. 

Los meñiques son tus hijos y tendrán que seguir su propio camino tarde o temprano. Esos dedos también se separan. Únelos otra vez. 

Los anulares representan la pareja. Trata de separarlos...

Y después de este 'momento Tamariz del amor', terminamos con el meñique, que parece ser un cruce entre menino 'niño' y mermellique del francés antiguo margariz, cuyo significado es 'renegado, traidor'.  Parece que el meñique, en algunas organizaciones mafiosas, está asociado a la traición. Algo más desconocida es la denominación auricular para este dedo. Ya sabéis...por aquello de que es el que se usa para rascarse la orejilla...

Para despedirme os cuento una leyenda japonesa que tiene al meñique como protagonista.

Existe la creencia de que las personas que han nacido destinadas a amarse, tienen sus meñiques atados por un hilo rojo, ya que la arteria ulnar une el corazón con ese dedo y sería una prolongación de ella. De esa manera, están unidas para siempre a través de sus corazones.

Esta mañana, delante de mi taza de café, nunca pensé que los dedos de la mano me llevarían hasta el amor. Prometo que no pretendía ponerme romántica en absoluto. De verdad. 

martes, 3 de julio de 2012

Última actualización del diccionario de la RAE



El 22 de junio se publicó la quinta actualización de la vigésimo segunda edición (2001) del Diccionario de la RAE. Esta modificación ha consistido en 1697 cambios. En este enlace podéis consultar un resumen:


También está disponible un avance de la nueva edición del diccionario, que se publicará en 2014.


http: //rae.es/drae


Una vez consultado el resumen de las nuevas modificaciones, os cuento lo que más me ha llamado la atención:

 Se incluye acojonamiento como ‘acción y efecto acojonarse’. Eso sí, con la indicación de ‘mals’, es decir, malsonante. En este caso, el idioma utiliza un atributo masculino con significado negativo.

Parece que a algunas personas les va realmente bien porque ahora contamos con el término billonario.

  Biministro es el ‘que ocupa el cargo de ministro en dos ministerios o que está al frente en uno en el que se han fundido otros dos’. ¿Entonces? ¿Será Wert un biministro?

Ya están reconocidas blog y bloguero/a. En algunos perfiles en linkedin hay quien se denomina: “blogero”. Al ser  blog- la raíz, cuando le añadimos el sufijo  -ero, para que podamos leer el fonema /g/ ( o sea, g "suave"), tenemos que añadir la u, aunque sea una raíz en otro idioma. 

En el mismo campo semántico de Internet se añaden dos nuevos anglicismos: chat y chatear.

Se ha incluido SMS…ahora que ya tenemos otros medios gratuitos para mandar mensajes.Nadie dijo que la RAE además de “fijar, limpiar y dar esplendor” fuera también rápida.

No tenía ni idea de que canalillo aún no estaba incluida en el diccionario. Creo que he oído esta palabra desde siempre. Quizá les ha dado pudor hasta ahora…

Atención a este término que me ha dejado de una pieza: dontancredismo, que significa: ‘actitud imperturbable de quien parece no darse cuenta de la amenaza de un peligro grande’. ¿Cuál es su origen? El término proviene de Don Tancredo, una figura cómica que hacía su aparición en las corridas de toros de principios del s.XX. Este personaje iba todo pintado de blanco y su mérito consistía en quedarse quieto cuando salía el toro. Normalmente era representado por personas muy necesitadas de dinero, ya que las cogidas eran habituales. Muchos son los datos que nos da esta etimología…

 Ya se ha reconocido el término espanglish para referirse a esa variante que hablan algunas personas en los EEUU, Puerto Rico… Una vez, alguien me habló de una palabra muy curiosa en espanglish: tinajero/a (‘adolescente’, de teenager). Otro día os cuento más cositas del espanglish.

Dos palabras nuevas que han dado mucho que hablar: friki y manga. La primera está recogida con tres acepciones:  ‘Extravagante, raro o excéntrico’, Persona pintoresca y extravagante’, Persona que practica  desmesurada y obsesivamente una afición’. Prometo una entrada con el origen de esta palabra.


Okupa y okupar han sido reconocidas así, con esa grafía. Lo que me encanta es la aclaración que hacen: ‘de ocupar, con k, letra que refleja una voluntad de transgresión de las normas ortográficas’.

Me confieso admiradora de pepero y sociata, dos palabras que tienen connotaciones muy peyorativas y que, personalmente, me hacen mucha gracia.

       Los técnicos de cine están contentos porque, por fin, aparecen estos dos términos: postproducción o posproducción y racord o récord.

Menos mal que entre las modificaciones está el haber quitado la siguiente acepción para la palabra rural: Inculto, tosco, apegado a cosas lugareñas’. En estos pequeños detalles se descubren muchas cositas…

Y termino con algo que me encanta. Han añadido una de mis comidas favoritas: ¡sushi ya tiene su hueco en el diccionario y desde hace un siglo en mi barriga!

Y hasta aquí por hoy con las palabritas. Seguiré buscando nuevos materiales para la próxima entrada.